Toda una sissy haciendo un trío con mi papi y hermano

Toda una sissy haciendo un trío con mi papi y hermano






Hola de nuevo a esta serie de relatos que no había podido contar en todas estas semanas que no pude acceder a mi cuenta pero ya las estoy subiendo con calma, esta vez durante un día que andaba por el centro con mi medio hermano pasamos por una tienda donde venden cosas frikis, entre ellos uniformes de colegiala japonesa, algo así como Sailor Moon o Sakura, acordamos decir que era para una fiesta de disfraces pues ya iba a ser Halloween, así que quedaba perfecta la excusa; de paso por el centro compramos unas calcetas largas y unos zapatos de esos de estudiante, negros sin tacón; no compramos maquillaje porque para empezar no me sé maquillar, ni pelucas porque no encontramos y realmente queríamos estrenar el trajecito.

Así que ese día nos preparamos con todo, llegamos a casa y le dimos la noticia a nuestro papá y de principio se le hizo algo raro pero luego recordó que yo ya me había vestido de mujer antes y aceptó en encuentro, nos fuimos a la casa que tiene en su rancho y compramos mucha botana y refrescos para hacer tipo reunión. De pasada nos fuimos en su camión y mientras mi papá conducía yo le iba chupando la verga a mi hermano en los asientos de atrás, lo bueno era que las ventanas tenían cortinas y no se veía de afuera hacia adentro, casi lo hago venirse pero nos contuvimos, una vez que llegamos me fui al baño para vestirme de colegiala y estar preparado para cogerme todo el día, pues nos fuimos desde muy temprano para seguir la juerga todo el día y toda la noche, pensábamos en invitar mas gente pero se nos fue la onda y al final no invitamos a nadie más; en fin, mi papi y hermano estaban ya en la sala totalmente desnudos y yo en lugar de estar desnudo como era de costumbre esta vez estaba todo vestido de estudiante, debo decir que me veía muy lindo, sobre todo por el cuerpo tan rico que me cargo, tanto que hasta me coqueteaban, me decían cosas sucias, eso me prendía mas y mas, y como la falda era muy cortita deja ver mi plug que debo decir necesito comprar uno mas grande, porque el que ya uso me queda chico, a cada rato se me sale.



Entonces ya entrados en calor comenzamos a darle despacio, primero con sus respectivas mamadas que en lo personal le he tomado el gusto por hacerlo, y las vergas que ambos se cargan son las mejores que jamas probé, la de mi medio hermano era prácticamente como chupar mi propia verga, y ni se diga de la verga cabezona y roja de mi papá, juntaban sus vergas para metermelas a la boca, me despedazaban la quijada estos cabrones, hice algo que me gusto mucho las ultimas veces que lo hacía y que había visto en un video que era sacar la lengua cuando el pene estaba por completo en mi boca y sacarla para lamer los huevos, uff que rico se sentía, sacaba mas saliva y quedaba reluciente la verga de ambos, me pasé mas o menos unos 30 minutos chupando y maniendo sus vergas, acostado y agachado, cuando ya pasamos a lo mas interesante.

Mientras mi papá estaba sentado me subí encima de el y comencé a montarlo y mi hermano por encima de mi papá sobre su cabeza, ofreciendo su tronco a mi garganta, la sensación de ser penetrado y mamar al mismo tiempo no tiene explicación, los que lo han hecho sabrán de que hablo, luego mi hermano se bajo del sofá y se puso detrás mío y ahí mismo con la verga tiesa de mi papi comenzó a penetrarme también, estábamos en una doble penetración increíble, yo haciendo lo mismo que las monas chinas, el famoso "ahegao". Estaba en la gloría, pasamos a coger al revés, ahora mi hermano sentado, y yo dándole la espalda, mientras mi padre frente a mí, continuaron con sus dos vergas dentro de mí.

Luego nos paramos y ahí continuamos con la doble penetración, yo con mi pierna sobre el hombro de papá y mi hermano abrazándome por detrás, nos cansamos un rato de esa posición y entonces mi hermano se recostó y yo lo monté y por detrás mi macho me seguía penetrando, sin duda la forma en la nos fusionábamos era lo mejor, de pronto mi papá se puso de pie y mientras yo seguía cabalgando a mi hermano, rápido mi papi me dijo que se iba a venir y que abriera la boca, uff me sentí estrella porno la verdad, abrí lo mas que pude e hice la mueca del ahegao y eso me encantó, sentir sus chorros de semen dentro de mi lengua era increíble, en eso me vine sobre el estomago de mi hermano, me quite y me esmeré en limpiar todo mi desastre, lamía y lamía todo mi semen hasta acabar, en eso mi hermano se quiso venir en mi cara y así lo hizo; luego de eso descansamos un rato, así nos la pasamos durante un par de horas, ellos desnudos y yo con mi traje de colegiala, no me quite nada ni los zapatos siquiera, ni el semen de mi cara.


Ahí estábamos sentados, yo en medio de los dos, al cabo de un rato, nos quedamos viendo la tele, cuando ya recuperados sus anacondas ya estaban gruesas de nuevo, y ahí comencé a jalarles la verga a cada uno con ambas manos, su cara de excitación no tenía precio, los hacía gozar como nunca, ya era algo tarde por lo que pasamos a la habitación a seguir con la cogedera, me recosté sobre la cama y mi hermano me levantó una pierna para meterme su verga, mientras mi papá pidió que se la chupara, sus huevos quedaban en mis ojos y su verga entraba al revés, era algo incomodo pero se pudo al fin, me estaba dando un manjar impresionante, el semen que quedaba de mi hermano se pegaba a los huevos de mi jefe por lo que los lamía con emoción, historias de sexo luego cambiamos y esta vez me subí sobre mi hermano con las piernas juntas sobre los hombros de mi papi, no me daba llene con ambos, gemía como loco.

Cambiamos de nuevo, ahora me coloqué al borde de la cama, con las rodillas casi en el suelo, mientras mi padre me cogía mi hermano esta vez disfrutaba de mis mamadas, me metía sus pelotas a la boca y eso le encantaba. Seguíamos cambiando de posiciones y en eso mi papi se viene dentro de mí, su semen chorreaba por mis piernas, un creampie hermoso, mientras le pedía a mi hermano que cuando se viniera lo hiciera dentro de mi garganta, algo que ya me había gustado hace unos días; estaba yo sobre mi papá cuando mi hermano ya no pudo más y me los echó adentro de mi garganta, uff era un éxtasis magnifico, sentir su lechita caliente dentro de mi pecho, el semen de mi progenitor manchó mi falda azul, y en eso me la quite y lamí las gotas de semen que aún tenía. Esa noche dormimos juntos por primera vez, yo todavía vestido de colegiala, estuve caliente toda la noche, me metía los dedos y aún sentía el semen de mi papi.

El próximo relato será dos días después de este encuentro, una orgía con 5 chavos en un parque.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Desvirgado por el padre y tío de su amigo X.

Feliz cumpleaños, pequeña mía – Relato erótico

Con amigos de mi ex novia