Entradas

Mostrando entradas de enero, 2022

No digas ni una sola palabra – Crónicas Moan (by Eme)

Imagen
  No digas ni una sola palabra – Crónicas Moan (by Eme) Las burbujas del Moët & Chandon le bailaban en la cabeza y provocaban chiribitas tras sus ojos maquillados, aunque no brillaban con tanta intensidad como las lentejuelas del traje que vestía. Adele, cansada y escalfada por el alcohol que había consumido en aquella fiesta de Nochebuena organizada por los Baker, se descalzó los peeptoes y los dejó en el recibidor. Con las medias lamiéndole las piernas bajo la estrecha la falda del vestido, se adentró en el salón presidido por el iluminado abeto navideño, junto al piano de cola. Tomó asiento en el sofá y soltó el bolsito de mano sobre la mesita central. En silencio, se quedó mirando la chimenea apagada, fría de fuego. Justin seguía en Alaska e incomunicado a causa de una ventisca, y ella, bien, ella… Por una de las esquinas del bolsito asomó el bastón de caramelo que Adele se había traído consigo. Sí, ahí estaba, saludándola y refrescando viejos recuerdos navideños que implicaban

El tercer elemento – Relato erótico

Imagen
  El tercer elemento – Relato erótico La dulce agonía tiene nombre masculino. Rectifico: tiene nombres masculinos. Dos, para ser exacta. Y se tararean como la maldita melodía de un hit de verano. Aquella que se coloca como un chip en nuestra masa encefálica mediante no sé qué misteriosa técnica. Mi dulce agonía es par: A. y B. Gemelos en lucidez y en el don de palabra. Hermanos en el amor y la falta de prejuicios. Incestuosos en la cama y pornográficos en sus manifestaciones del deseo. Siempre he tenido el talento especial de perderme cuando aparecen las primeras sombras del día. Supongo que es mi estrategia para poder esconder todas aquellas cosas que quiero hacer y que la luz del amanecer suele eliminar como una goma de borrar. Por pudor. Mis sombras son A. y B. Perderme con ellos mientras la noche me sopla en la boca. Los ojos de A. y B. se agrandan, tengo ganas de masticarles las mejillas y de empezar juegos peligrosos. En cuanto entrego mi felicidad en sus manos, mis miedos me dej

Feliz cumpleaños, pequeña mía – Relato erótico

Imagen
  Feliz cumpleaños, pequeña mía – Relato erótico Cada una de las llamitas de las velas que representaban, a su vez, cada una de las primaveras vividas, brillaban dispuestas sobre la tarta de cumpleaños en aquel comedor a media luz. –Ve a la mesa –instó el Señor, extendiendo el brazo zurdo en su dirección, mientras, disimulado, giraba en el interior de la mano derecha un pequeño mando, como el tramposo que se esconde un as bajo la manga. Alba, vestida de cruda y pálida desnudez, viró la testa, lo miró y contuvo la respiración al verse reflejada en los insondables ojos verdes de él. Ni el pulido metal de las pinzas mordiéndole los pezones, el del collar en torno a su fino cuello o el pequeño aunque pesado butt plug, que dilataba lo angosto de su recto, resplandecían con tal vigor como lo hacían los iris de este. En silencio, inició el camino a la mesa. El Señor permaneció ahí, de pie y quieto, observando el bamboleo de la larga trenza de la sumisa marcando las horas en un erótico tic-tac

Desvirgado por el padre y tío de su amigo X.

Imagen
Desvirgado por el padre y tío de su amigo X. Así fue como, Nando, un joven adolescente después de ser desvirgado y follado por el padre y tío de su mejor amigo, se convierte en la putita de ambos sementales. Después de pasar 3 noches en el apartamento de Mario, siendo follado por el padre y tío de Iker, Oscar y Mario, todos los días y en más de una ocasión, por fin nos íbamos al pueblo de Iker, a pasar el resto de los días. Aunque lo estaba deseando, me encontraba algo nervioso, temía encontrarme con Iker, más que nada era por si pudiera notar algo. Lo que más temía es que se pudiera enterar de lo que estaba haciendo con su padre y tío. Ya llevaba tiempo intentando decirle lo de mi homosexualidad, y ahora que ya sabía a ciencia cierta que era gay, que mi gusto por los hombres no era una fantasía, que ya había probado y aquello me volvía loco, no sabía como decírselo. Como iba a decirle que ya había probado, que no era virgen y que quien me había desvirgado había sido su padre y su tío.

Toda una sissy haciendo un trío con mi papi y hermano

Imagen
Toda una sissy haciendo un trío con mi papi y hermano Hola de nuevo a esta serie de relatos que no había podido contar en todas estas semanas que no pude acceder a mi cuenta pero ya las estoy subiendo con calma, esta vez durante un día que andaba por el centro con mi medio hermano pasamos por una tienda donde venden cosas frikis, entre ellos uniformes de colegiala japonesa, algo así como Sailor Moon o Sakura, acordamos decir que era para una fiesta de disfraces pues ya iba a ser Halloween, así que quedaba perfecta la excusa; de paso por el centro compramos unas calcetas largas y unos zapatos de esos de estudiante, negros sin tacón; no compramos maquillaje porque para empezar no me sé maquillar, ni pelucas porque no encontramos y realmente queríamos estrenar el trajecito. Así que ese día nos preparamos con todo, llegamos a casa y le dimos la noticia a nuestro papá y de principio se le hizo algo raro pero luego recordó que yo ya me había vestido de mujer antes y aceptó en encuentro, nos

Con amigos de mi ex novia

Imagen
Con amigos de mi ex novia Hola amigos y amigas lectores, Soy Carly de Nuevo León México, ya me he descrito en otros relatos pero para los que no me conocen soy tv alta, delgada y buenas piernas, lo que hoy les contaré me paso cuando tenía 32 años, solo que por el título de esté relato les diré el contexto, cuando yo tenía 28 años tenía una novia de 25 años, ella pues sus amistades, que yo casi no frecuentaba pero conocí a alguna que otra amistad por cuestiones de reuniones que hacía ella, en fin, ella trabajaba aquí en la ciudad pero luego la buscaron de una empresa para trabajar en otro lado (fuera de Nuevo León), ella acepto y se fue, los años pasaron y cuando yo tenía 32 años andaba de paseo en el Sur de la ciudad (Monterrey, Nuevo León), fue el 28 de Agosto de 2015 después de que salí de trabajar, fui a un centro comercial ahí mismo al Sur de la ciudad, llegué y fui al baño a cambiarme, me puse un brasier y una tanga rosa, mini vestido azul y salí, me fui al área de comidas para pe

Una cuarentona de muy buen ver

Imagen
Una cuarentona de muy buen ver Llegaba el fin de semana y como cada año, Mayte la madre de mi mejor amigo hacía una fiesta para celebrar el cumpleaños de su hijo, en el que estaríamos invitados todos sus amigos de la infancia, así que un día antes llamé a Mayte para preguntarle si podría ayudarle a preparar todo antes de que llegara el anfitrión de la fiesta, ella entusiasmada me dijo que por supuesto. El sábado me presenté pronto en su casa, no serían ni las nueve de la mañana, llamé al timbre y Mayte me recibió con un vestido escotado azul turquesa, muy bonito con unos vaqueros negros a juego estaba espléndida, al verla, no pude evitar fijarme en el escote que llevaba y en lo mucho que me ponía desde hace bastante tiempo Mayte, nos dimos dos besos y le di un detalle que había hecho mi madre para la fiesta. Me dijo que estaba en mi casa, mientras ella se iba a poner la lavadora me senté en un taburete de la cocina tomando unas patatas que me había ofrecido, no podía parar de pensar en

Como pase a ser la puta de una barra de pibes

Imagen
Como pase a ser la puta de una barra de pibes Todo empezó el verano pasado. Yo tenía 20 años nos habíamos ido con mis amigas a la pedrera y quedábamos en un camping. Nosotras éramos 5. Yo mido 1,67 soy flaca, con bastantes nalgas y pocas tetas. Íbamos por la 3 era noche cuando unos pibes nos agitaron para una previa en una casa. Fuimos estuvo tremenda y más tarde fuimos al baile. A la salida de ese baile Pedro (24 años) le dijo para hacer after en su casa, en la que habíamos hecho la previa, yo le dije que si pero mis amigas que quedaban que eran 2 me dijeron que no, yo insiste hasta que me fui sola, por que en teoría iban otras pibas. Llegue y eran 8 pibes y yo. Me sirvieron una cerveza pero yo estaba re incomoda, la mayoría estaban sin remera, había uno sin calzoncillo u yo estaba con Pedro que me lo había agarrado en el baile. Tome la cerveza y dije que me iba, empezaron a decirme que no, que era la única mina no se que. Cosa es que otro pibe, matias me agarro de la mano y me dijo q